13 junio 2006

Una vez hice un protocolo...

Rebuscando en el Imperio del Desorden y el Caos (AKA la carpeta "Mis Documentos" del ordenador de casa) encontré un ficherillo de texto cuya existencia había olvidado a pesar de la capital importancia que reviste. Se trata de la especificación del Simple Partition Transfer Protocol (SPTP). No, no te estrujes el cerebro tratando de recordar qué protocolo es ese... porque dificilmente lo habrás visto ni mucho menos usado: lo inventé yo hace año y medio.

Resulta que los protocolos que hacen posible el funcionamiento de esta nuestra querida Internet (TCP, IP, FTP, HTTP et altri) se definen en documentos llamados RFC (Request For Comments) y están a libre disposición del público en la web de RFC Editor, el organismo que se encarga de mantener el repositorio de tan valiosa información.

Si bien las especificaciones que acaban recibiendo el estatus de protocolos oficiales sólo pueden proceder del Internet Engineering Task Force (IETF) o bien de organismos relacionados (no estoy muy seguro de cómo funciona ese tema), RFC Editor admite el envío de documentos por parte de particulares, si bien a lo máximo que se puede aspirar en ese caso es a la publicación en forma de RFC Informativo o Experimental (vamos, que no puedes pretender diseñar el sustituto del TCP, enviarlo y esperar que lo estandaricen... a no ser que la gente del IETF se interese por el asunto).

Ahora bien, antes de ser publicado como RFC, todo documento ha de pasar por el estado de Internet Draft, es decir, borrador. Estos borradores se hacen públicos durante seis meses, tras los cuales son borrados de los archivos de RFC Editor; ahora bien, pueden enviarse versiones nuevas del documento cuando sea necesario, en cuyo momento se reinicia el contador de seis meses. La intención es que los comentarios de la gente ayuden a ir mejorando los documentos, hasta que alcanzan la calidad suficiente como para convertirse en RFCs.

Pues bien, en pleno delirio de grandeza, un buen día (bueno, me llevó unos cuantos) diseñé un protocolo para traspasar particiones de disco enteras de un ordenador a otro por medio de una conexión de red, de una forma sencilla. Por supuesto, el propósito de semejante invento no era otro que realizar copias de seguridad de las particiones del MSX, usando el ya veterano InterNestor y la recién nacida ObsoNET.


Pues bien, lo envié con el propósito de verlo publicado como Internet Draft y... coló. Llegué a enviar dos versiones y estuvo publicado hasta que expiró, hace ahora exactamente un año.

La idea original era hacer una implementación del protocolo (servidor para PC y cliente para MSX), que usaría para pulir los posibles fallos y lagunas de concepto que surgieran, y que pondría como justificación para pedir la publicación como RFC experimental. Pero me puse con otros temas y lo dejé, hasta que murió, digo, caducó.

Si alguien quiere echarle un ojo a tan fantabuloso protocolo y hasta incluso implementarlo, aquí lo teneis: Simple Partition Transfer Protocol (SPTP). Sería muy "bodito y herboso" que un protocolo diseñado para el MSX (y en cuya especificación se hace mención explícita al susodicho sistema obsoleto, por cierto) se convirtiera en todo un señor RFC. ¿Alguien se anima?

NOTA: El texto "fuente" lo redacté en XML siguiendo el marcaje propuesto en este RFC, y lo convertí al formato requerido (ASCII plano pero con ciertas normas de estilo y con índices, números de página, etc) usando esta aplicación en línea (la aplicación también se puede descargar, pero es un script TCL y creo que sólo el Linux se traga esas cosas).

2 comentarios:

Sd-Snatcher dijo...

A mi me parecio muy interesante pero quizas lo sea mas un cliente de Samba.

Konamiman dijo...

Nada nada, mi protocolo mola más: menos Samba e mais treballar. X-D