06 junio 2006

Obsolescencias en Japón

Como ya sabrás, avezado visitante, un servidor es friki confeso de los ordenadores MSX. Pues bien, el mejor lugar del mundo para alguien con tan extravagante afición es, por supuesto, Japón. En esta entrada os voy a soltar un poco de rollo al respecto y de paso mostraros algunas fotos que hice en el susodicho país. Todas están tomadas durante mi primer viaje, en agosto de 2001.

Poneos en situación. Llego a Japón por primera vez en mi vida. Una vez ubicado en casa de Kyoko, inmediatamente después de soltar las maletas, le digo a mi por aquel entonces futura cónyuge: "Llévame a ver tiendas de maquinitas." A lo que ella sorprendida me responde: "Acabas de hacer un viaje de casi veinte horas, ¿no prefieres descansar un poco?" A lo que yo: "No. Puedo aguantar. Quiero ir a ver tiendas de maquinitas."

Total que nos dirigimos hacia Den Den Town, el barrio de las tiendas de maquinitas de Osaka (algo así como el tokiota Akihabara). Peeeero, cuando ya hemos bajado del último tren y enfilamos la calle principal... como justo castigo a la bravuconada, el jet-lag me ataca sin previo aviso, me da tiempo a decir "Estooo, Kyoko... creo que... me... mue... ro..." antes de casi desmayarme, y hemos de volver a casa corriendo, tras lo cual únicamente me da tiempo a desplomarme en la cama. Moraleja para viajeros: cuando llegues a destino tras un viaje tan largo, descansa, aunque la emoción de estar en Japón (¡¡estás en Japón!!) te mantenga temporalmente eufórico y despierto.

Al día siguiente, una vez reanimado, volvemos al mismo lugar, y al entrar en una tienda me encuentro con lo siguiente:


Sencillamente, no se puede explicar con palabras. Es la apoteosis, el acabáramos, el no va más. Pero eso fue sólo el principio. En otras tiendas encontré un poco de soft obsoleto:


Pero no se vayan todavía, aún hay más:




En la primera puedes ver, a la izquierda, que también se venden juegos sin caja, es decir el cartucho a pelo.

Claro que a veces no es todo tan bonito, como se puede ver en la siguiente foto. ADVERTENCIA: Esta foto puede herir tu sensibilidad.


Pues sí, en muchas tiendas de maquinitas existe la caja de Junk, es decir despojos; te venden esos ordenadores a un precio irrisorio (algunos incluso a cien yenes), pero sin ninguna garantía de funcionamiento. Vamos, como ir al chatarrero; ideal para los que buscan piezas sueltas o son verdaderos macguivers. No es mi caso.

Otra de las cosas que uno descubre en estas peregrinaciones, y que por otra parte resulta ser completamente lógica, es que en Japón se vendieron en su día multitud de modelos de MSX de cuya existencia ni siquiera nos enteramos en el resto del mundo. Ver si no estos dos ejemplares:




Fijaos además, en que este último parece tener capacidades de digitalización de imágen o similar, puesto que tiene unos leds que indican Super, Television, Computer. A saber.

Para terminar, un par de fotos que hice en Akihabara aprovechando una escapadita a Tokio que hicimos. La primera es la tienda en la que compré un Turbo-R, junto al que, a traición y con alevosía, me endilgaron una impresora, por supuesto de MSX.


Y esta foto de pésima calidad hecha en el hotel, muestra todos los adminículos que adquirí ese día. Creo que después de hacer esa foto aún compré más cosas, no lo recuerdo bien. Eso sí, imaginaos después la papeleta de volver cargados con todo eso a Osaka en tren... lógicamente, Kyoko se defecó en mis difuntos unas cuantas veces.


Pues bueno, espero que ahora entiendas un poco más el sentido del Principio Máximo del Frikismo que afirma que Todo friki ha de peregrinar a Japón al menos una vez en la vida. Felices sueños.

NOTA: Todas estas fotos, más algunas de bonus, están en Flickr.

4 comentarios:

Alex AKA Friki dijo...

Jejejeje, lo nuestro fue más gore! Nada más llegar, después de las 20 horitas de viaje, nos fuimos directamente a dar una vuelta, a comer un ramen bien hecho y pa casa.

Hasta las 12 de la noche no nos acostamos, así que fueron casi 48 horas sin pegar ojo (en el avión me fue imposible, sobretodo por el miedo a volar).

Coincido plenamente en todo lo que has dicho, hay que ir al menos una vez en la vida, aunque tu so mamón puedas ir cuando te salga de los! ;-)

Hastaaaa

Konamiman dijo...

No señor, más bien puedo ir a Japón cuando a mi cuenta corriente le sale de los. Que no nado en la ambulancia.

Anónimo dijo...

Qué envidia me das! Las fotos me ponen los dientes largos ... Si tuviera pasta ...

s dijo...

JEJEJEJE

el de arriba es un JVC HC-95 XDDD