21 diciembre 2010

Kaitodaikadas

AVISO: Esta entrada contiene exactamente 34 fotos.

Pues sí, mis queridos conblogueros... una eternidad y media llevaba sin actualizar el glob este. A veces parece que me quiero esconder más que el Julián Lasaña ese, pero nada más lejos que Tegucigalpa; lo que ocurre es que las múltiples obligaciones paterno-hogareño-laborales me dejan apenas un par de tiempos de Planck a la semana para el ocio y el regocijo; eso unido a la inevitable vagancia perezosa tan consustancial al carácter ibérico, hace que este blog crie más telarañas que el bote de donativos de la SGAE.

Mas no temáis, pues tarde o muy tarde siempre acabo por encontrar un huequecillo para deleitaros con mis desvaríos. Y hete aquí que en un arrebato de originalidad sin precedentes, os presento una selección de instantáneas de mi prole, sacadas ayer mismito de mi cámara afotera.

Hala, ahí queda eso.


- Señora, lo que le pasa a su silla es que se le ha desencuadernado una bujía. Pero no se preocupe que se lo arreglo en un periquete. ¿Va a querer factura?


- Uffff... ¿qué ha pasado? No recuerdo nada de lo que hice anoche... y la verdad es que creo que es mejor así.


- Grrr... hoy no consigo pillar la postura cómoda para dormir...


- Ahooora sí. Buenas nochezzzzzz...


- Ahora que se ha dormido el niño voy a ver si puedo aprovechar para limpiar un poco, que estoy que no paro...


- ¿Pero dónde se ha metido el niño?
- Ni idea. Hace un par de horas decía que quería jugar al escondite o algo así.


- ¡Eeeeeh tiiiio! ¿Quieres pastillitassss de colorinessss? Cuesta tragarlas porque son un pelín grandes, pero te aseguro que vale la pena... ¡yeeeeeah!
- Deja, deeeeja, hermanito... que nos quedan muy poooocas...


- Espere un momento, majestad... hemos detectado un elemento sospechoso en el recorrido previsto, tenemos que examinarlo.
- Jo, pues me voy a perder el partido, y hoy juega el Real Falsete.


- ¿El helado de frambuesa? Sí, me encanta... ¿se me nota?


- ¡Quiaaaa, primico! ¡Que he venío del pueblo sólo pa verte! ¿Tas contento o qué?


- Y además te he traío un regalico... un oso polar, mu apropiao pal belén.


- Estoy seguro de que vamos a ser MUY buenos amigos... YEJ YEJ YEJ.


- ¡Eh...! No quiero chafarderos en la cocina mientras estamos trabajando. ¡Ayudante, échalos!


- Ya habéis oído al jefe. Salid por las buenas u os echo a paletazos.


- ¡Bieeen, ha venido Papá Noel! Pero... oye, ¿dónde están mis regalos?
- ¡Aaaah! Yo dejé bien claro que o cobrara las horas extra o no cargaba ni un gramo.


- ¡Eh kolega! ¿Sabes ké es lo más rrrradikal ahora? ¡Barrer el suelo! ¡¡Yeeeeeah!!


- ¿Quién ha puesto este cristal aquí? Casi me dejo los dientes, y menos mal que tengo pocos.


- Me disfrazan de coprocesador matemático obsoleto, me hacen correr tropecientos kilómetros, y sólo me dan esta medalla de todo a 100... ¡ni siquiera un triste bocata de calamares!


- Huy, espera, que el OVNI me hace un ruido raro... creo que se le ha desfibrilado un forúnculo.


- ¡Listo! Hala, subid, que vamos a dar un garbeo por las Pléyades.


- ¡Cielos, nos invades los alienígenas zombis! Creo que ha llegado la hora de combatir. Espero que todos estos años de entrenamiento hayan servido para algo.


- Pues parece que Forradinho va a fichar por el Villamillones.
- ¡Bah! Sin Eurov no tienen nada que hacer.


- Estooo... no, si yo sólo estaba comprobando la seguridad del horno... ya sabes, no conviene que lo puedan abrir los bebés y tal...


- Papá, te ha crecido la calva, ¿eh? Ya la tienes como así de grande.
- Yo también te quiero, hijito...


- Vaya, al niño ya le caduca la ITV. Pues como no le arreglen el sistema de gases me temo que no la pasa.


- Papá, creo que este aparcamiento subterráneo en el que te has metido es un poco demasiado subterráneo.


- Por fin he llegado a la Tierra. ¿Dónde está el Son Goku ese, que me lo cepillo?


Los niños de hoy en día cada vez dibujan cosas más raras...


- Hala, todo el mundo de juerga y me dejan aquí solo recargando el reactor nuclear. Un día vamos a tener una desgracia.


- Esto... cariño, me temo que el nene nos ha dejado un regalito de campeonato en el pañal.


- ¿Qué pasa? ¿Quieres algo? Mira que estoy con la MoSXca detrás de la oreja...


- ¡Hooolaaa! Aún me quedan pastillitasss, ¿quieeeeereeees?


- Atención boxes, tengo un problema técnico.
- ¿Se ha descompilado una llanta? ¿Se ha sublimado el circuito de refrigeración?
- No, es sólo que me he hecho caquita.


¿En qué se parecen un oso panda y un vampiro? En que tienen los mismos apellidos.


Y colorín RGBado, hasta aquí hemos llegado. No cambien de canal, o sí.

2 comentarios:

Alicia dijo...

Sabes que has publicado tus dos móviles en la foto de Kaito con la medalla, no? :P

Konamiman dijo...

Pues no, no me había dado cuén. Arreglao, gracias mil.