28 enero 2009

Kaitius 2

Kaito se va haciendo mayor y ya es hora de enseñarle las cosas realmente importantes de la vida.




Y como bonus, un puñadito de fotos que tenía despendoladas por ahí (ay, qué triste es no tener ideas).

- ¡Compañeros! ¡A las barricadas! ¡Acabemos con la opresión del capitalismo postfinanciero neoburgués... o algo parecido!


- ¡Hombre, si es Kaito!
- ¡SSSHHH! ¡¡No uses mi nombre real, idiota!!


- Vosotros direis lo que querais, pero a mí este me parece un pajarraco de cuidado...


- ¡Eh, jefe! ¿Tiene un cigarrito?


- "Ya que eres japonesa, encárgate de la cámara"... ¡pues la próxima vez que vayamos a Japón, a mi marido le va a tocar torear, ea!


- ¡Una japonesa! ¡Mía!
- ¡Apartaos, buitres! ¡Yo la vi primero!


- Pues sí, ahora mi padre dice que se va a teñir de fucsia.
- ¿Qué dices? ¿Pero este no era medio calvo?
- Ya ves, para mí que ya chochea.


- Jo, cómo está el mundo... hasta la crisis está en crisis.


- ...y ahora canalizamos toda la energía interior y conseguimos una de vatios que ríase usté de las centrales nucleares.


- Creo que este niño ve demasiadas películas de Brus Lí.
- ¿Qué dices? ¡En guardia, bellaco!


O de Kaité. Para hombres que dejan huella (...y babas, y pañales con premio, y desorden...)


- ¡He dicho que no quiero oír ni una mosca! ¡El que tosa se sentará aquí sujetando una guía telefónica con cada mano!


Estatua del emperador Kaitus Augustus Marranus Gamberrus I


- Aaah, qué bien... al que inventó el yacusi este habría que darle el Nobel del relax.


- ¿Lo ves, cariño? Yo tenía razón: unas gotitas de cloroformo en la comida, y vamos a pasar una tarde la mar de tranquilita.

4 comentarios:

SaveR dijo...

He! Al Kaito si que le dejas aporrear el telemucho!

Alex dijo...

Mola porque Kyouko pasa de vosotros olímpicamente.

Sigo pensando que el título de este blog está equivocado.

ale/pepino dijo...

Pues ya juega al Guradius mejor que yo. Claro que con un telematch...

Jose Oriol Lopez Berengueres dijo...

...sí, creo que el MSX me pone los cuernos con la aspiradora, y para colmo el Twingo me dice que ya no lo quiero como antes y que de vez en cuando ya podría ponerle gasolina de 98 octanos... HAHAHAHA
a ver cuando montas un podcast!