09 agosto 2016

Un mallorquín en la corte del rey Spolsky (II)



Muy buenas a todos/todas/tod@s/todñs. Pues he aquí la segunda parte del singular relato sobre las aventuras de El Ingenioso Calvo Don Frikote de Mallorca escribiendo conjuros de software para sus señores de ultramar. En la anterior entrada os contaba cómo acababa de recibir un email en el que se me decía algo así como "Pues parece que nos molas, ¿te apuntas a echarte unas risas con nosotros?", y desde ese punto vamos a continuar. ¡Vamos que nos vamos!

La larga (y provechosa) espera

Nos habíamos quedado en el email que me confirmaba, a principios de febrero, que había superado todas las entrevistas. Comuniqué que mi intención era empezar a stackear en abril, a fin de dar tiempo suficiente a mi (pronto ex) jefe para encontrar un sustituto (cosa no trivial porque donde yo vivo hay poca gente .NETera, todo el mundo es javero). Y fue una buena idea: el susodicho ocupó mi silla sólo una semana antes de que yo la dejara (estábamos un poco estrechos pero bueno, el roce hace el cariño y tal).

Mientras tanto, aparte de "firmar" el contrato, hubo tiempo de ir informándome sobre las condiciones, los beneficios y demás cosas aparejadas al empleo. Entonces descubrí que eso de "crear la mejor empresa para un programador" se lo toman muy en serio; y por decirlo de forma sencilla, cada cosa molaba más que la anterior:

  • Dado que son una empresa estadounidense sin ningún tipo de infraestructura o representación en España, me iba a resultar necesario darme de alta como autónomo para poder cobrar mi sueldo mediante facturas. Y por ende, me convenía muy mucho contratar los servicios de una gestoría. Tras informarles de esto me dijeron que se harían cargo de la cuota de la misma.
  • Y hablando de sueldo: los empleados de Stack Overflow cobran en base a su valía y experiencia, con independencia de la ubicación geográfica. Eso significa que iba a cobrar lo mismo que un programador americano igual de hábil y experimentado que yo. Lo cual es un pelín más que de lo que cobra un programador españuelo equivalente.

- Esta es nuestra oferta. ¿Te parece adecuada?
- Pues no sé... déjame que lo piense un poco...

  • Dado que en casa convivo con un par de diminutos (cada vez menos) seres con tendencia a pasarse de decibelios durante sus comunicaciones e interacciones, decidí que me convenía ejercer mi nueva ocupación en un espacio de coworking. Pues sí, también se harían cargo del alquiler del mismo; si hubiera decidido trabajar desde casa me habrían pagado la conexión a internet en su lugar.

El espacio de coworking en cuestión es, por supuesto, Workize: lugar sobrio y elegante como pocos, decorado por prestigiosos interioristas de fama internacional y sazonado con obras de arte de incalculable valor.





  • No menos importante es el tema del equipo de trabajo. La filosofía de Stack Overflow a este respecto es simple: "Proporcionar a los empleados las herramientas que necesiten para realizar su trabajo". Así que yo pedí un Lenovo ThinkPad de 17", un monitor Dell de 30" (se extrañaron de que no pidiera dos o tres), unos auriculares Corsair H2100, un ratón Logitech MX Master y una Microsoft LifeCam Cinema. Teclado no pedí porque el año pasado ya había comprado uno bastante molón en Japón.


¡Y además es compatible MSX!


Pues eso, más vale que zozobre que no que "zofarte"


  • Y finalmente, tema mobiliario. A los empleados remotos se les paga el ídem necesario para que se monten la oficina en casa, normalmente una mesa ajustable en altura y una silla Aeron. Como yo iba a estar workizeando y la mesa ya estaba bien, gracias, me limité a pedir la silla. No la Aeron, porque importarla desde ultramar hacía que se doblara su precio (aunque aún así me la compraban si yo realmente la quería, pero ya me empezaba a dar vergüenza); en su lugar, encontré otra igual de chupiguay en Amazon por más o menos el precio de origen de las Aeron.


¡Y no tengo ni que salir a la calle para estirar las piernas!


Y así, entre whistles y flutes, pasó el mes-y-pico más largo de mi vida.

El principiante y el impostor

El 31 de marzo recibí las credenciales que me permitirían acceder a todos los recursos online de la empresa (correo electrónico, chat, wiki, Google Docs, Trello y alguno más). Tras cotillear un poco me acosté más tarde de lo que debía, y a la mañana siguiente me subí a mi bicicleta, me planté en Workize, encendí mi ordenador, me metí en el chat... y más nervioso que ya no sé qué analogía usar dije algo así como "Hola". Había llegado la hora de la verdad.


¡Entrada triunfal!


Poco después se conectó el que iba a ser mi mentor, es decir, un veterano del equipo que se iba a encargar de enseñarme cómo funciona la empresa en general y mi equipo en particular (que es por cierto el equipo "Core", el encargado de mantener/deserrorear/ampliar los sitios de la red Stack Exchange). No estaba él solo en tan ardua tarea: también tuve reuniones (por videocosa) con más gente del equipo y del resto de la empresa, que me explicaron desde cuáles son y cómo funcionan las distintas partes del código hasta cómo se piden las vacaciones. En total fueron como un trillón de reuniones durante el primer mes. Agotador pero necesario.

Al principio (y aún ahora, aunque bastante menos) sentía lo que después descubrí que se llama síndrome del impostor, y que de forma resumida consiste en pensar algo así como "Esta gente tiene un nivel estratosférico y yo no les llego ni a la primera capa de átomos de la suela del zapato" (llegando en mi caso incluso a "y en cuanto lo descubran me echan" a veces). Pero resulta que según me explicaron, eso es de lo más normal y le ha pasado a absolutamente todo el que trabaja en esta empresa, y seguro que hay algo en lo que soy el mejor del equipo (ah, pues sí, eso sí... ¡programar para MSX!)


Yo en el equipo de Stack Overflow, según mi psique (psi, ¿y qué?)


Pasó el primer mes, nadie descubrió nada raro de mí (que yo soy raro es otra historia, y un secreto a voces de todas formas), no me echaron e incluso comprobé que, en efecto, me pagaban el sueldo + la gestoría + el alquiler de Workize religiosamente a fin de mes. ¡Cosas veredes!

Niuyó, Niuyoooo...

Resulta que una tradición muy molona de la empresa es que todos los empleados remotos novatos visitan la oficina central en Nueva York algo así como un mes y medio después de empezar su singladura, durante una semana. Eso hice yo llegado el momento, así que a mediados de mayo me plantifiqué en La Gran Manzana (ni que decir tiene que con avión y alojamiento pagados).

Bueno, cómo lo diría. La oficina neoyorquina de Stack Overflow es la mejor oficina que he visto y probablemente veré nunca, un lugar en el que si hubiera camas y duchas casi se podría vivir. Ocupa dos plantas y media (a la altura del piso 28) de un edificio en el sur de Manhattan, a un tiro de piedra del puente de Brooklyn y a dos de Wall Street - lo que viene siendo una cosa céntrica, vamos. ¿Y qué es lo que la hace tan superchachiguay de la muerte? Lista al canto:

  • Para empezar, todos los programadores tienen su propia oficina privada. Sí, con puerta que se cierra y todo. Sí, con silla Aeron y mesa ajustable en altura. Y sí, casi todas con ventana desde la que entra luz natural... y con unas vistas de película (eso era un chiste, ¡reíd malditos!)

A mí me tocó el único despacho sin ventana por ser un visitante temporal (y por ser tan calvofriki, sospecho)


  • Cafetería "barra libre" con una máquina de cafetear profesional. No es la Nespresso de las capsulitas, no. Y con unas vistas de... bueno, ya sabéis.

La cafetera. Creo que es tecnológicamente más avanzada que mi coche.


Una de las tazas. Muy chula, pero lo malo es que nunca sabes qué hay dentro.


No es una postal. Es la vista desde la cafetería.

  • Restaurante con buffet libre diario para todos los empleados. Altamente gratis, por supuesto. Pero para quien se quede con hambre, o para quien quiera picar/merendar entre horas, también hay neveras repletas de comi-bebida, tarros con cuches, cestas con snacks... un lujo para un tragaldabas como yo.

Si me llego a traer a los nenes se arma una que ni los huracanes esos a los que esta gente está acostumbrada

  • Artilugios recreativos para "el reposo del guerrero": mesa de ping-pong, dardos, una Wii (sí sí) e incluso una recreativa de esas MAMEra (sí, también)

Mola


¡Mola!


¡¡¡MOOOOLAAA!!!

  • Los servicios. "¿Qué...? ¿Los servicios?" Pues sí, eso he dicho:




Y a todo esto vosotros diréis: "¿Es prudente que pongas todas esas fotos en los internetes? ¿Y si no quieren que los meros mortales vean cómo es la oficina?" Por eso no os preocupéis... la oficina completa está en Google Street View para quien quiera recorrerla de arriba a abajo (aquí la planta superior, donde están la cafetería, el restaurante y las neveras mágicas).

¿Y qué más?

Pues hasta aquí el relato de cómo conseguí colarme en Stack Overflow. En la tercera y última parte de este cuento os contaré cómo es trabajar en esta empresa y por qué la susodicha es diferente a la mayoría de las que se dedican a esto de generar ristras de ceros y uno (o al menos a la mayoría de las que conocemos por estos lares ibéricos). ¡Hasta eso!

4 comentarios:

Ryouga dijo...

Pues no es para tanto , en mi trabajo también te dan muchas cosas gratis.Puedes hacer todas las horas extras gratis que quieras por ejemplo.

Tengo un silla rota que se le ve el relleno, una mesa con una colonia completa de polillas y puedo jugar o conectarme a internet gracias al wifi del vecino, que la red interna le han puesto un firewall mas estricto que Donald Trump ese.

José Luis Sánchez dijo...

Caramba!, cuando pensaba que nada podía superar a una aphoto de un WC decorado de Mario Bros, voy y me encuentro con el comentario de Ryouga. ¡Y todo el mismo día y a la vez!. :D

Me alegro por Konamiman, sobre todo porque ha conseguido una cosa difícil, mejorar su situación laboral mucho, escapando de las garras de las empresas radicadas en Ejspañía (no sé qué pasa que en cuanto un extranjero pisa suelo patrio, en lugar de transmitir todas las buenas enseñanzas y costumbres de su tierra, adquiere rápidamente todas las malas costumbres locales), sin tener que abandonar su casa.

Encima resulta que, sin conocernos, tenemos algunas cosas en común, aunque él uso la plataforma equivocada. :P
Yo también he escrito un core Z80, pero en Java, y de paso, un emulador de ZX Spectrum, que es el güeno, güeno. Busca en github "JSpeccy", que yo ya estoy curioseando en tu simulador... ;)

En serio, me alegra mucho que exista algún informático en España trabajando y cobrando decentemente.

Un abrazo.

Nekete dijo...

He visitado tu blog tras escuchar el podcast de Reatroactivo sobre Videopac (aunque ya lo vi hace tiempo sobre otro de MSX) y no he podido dejar de leer ¡que suerte tienes!.

Como desarrollador te digo, ¡FELICIDADES! (y sana envidia).

Espero la siguiente entrada :)

regalos de empresa dijo...

Muy divertido el relato, me ha permitido esbozar unas sonrisas mientras que iba leyendo el post, a ver si sigues compartiendo experiencias como estas