03 diciembre 2007

Hanaita

Prefacio

Año dos mil y pico. Toda Palma de Mallorca está invadida por restaurantes supuestamente japoneses pero regentados en realidad por personal chino. ¿Toda? ¡No! Existen un par de reductos genuinamente nipones para deleite del sibaritismo más friki.

Uno de tales, y de los más célebres, es el restaurante Hanaita, situado en Plaza Navegación 8, junto al mercado de Santa Catalina. Cuentan las crónicas que a cambio de un virulento apuñalamiento económico, los visitantes disfrutan de unos deliciosos manjares preparados por un auténtico cocinero japonés (inclusive diplomado como tal). Especialmente suculento es el sushi, agregan además quienes han degustado la comienda del lugar.

Armados de una buena dosis de hambre y con los ahorros de toda una vida, este vuestro Líder se adentró en el Hanaita con su cónyuga y monstruito, y he aquí la crónica de tal experiencia.


Facio

Para empezar, no espereis una entrada megalomaníaca ni grandilocuente con dragones de oro o similares. De hecho, si no os andáis listos podéis pasar de largo:



Una vez en el interior, comprobamos que se trata de un local pequeñito y no demasiado profusamente decorado. Se puede ver al maestro en acción merced a la barra situada al fondo del local:

- Hay un friki haciendo fotos. ¿Saco la katana?
- ¡No! Primero espera a que pague.


La carta no es excesivamente profusa, habiendo únicamente unos diez platos para elegir.

- ¿Qué va a tomar mi nene? ¿Una papillita?
- Lo flipas en colores. Yo quiero un chuletón de sushi con guarnición de tofu al güiski.


De motu propio (o ajeno, quién sabe), el camarero nos trajo un aperitivo consistente en un algo que estaba muy rico (creo que tenía atún, trocitos de cangrejo y verduras, o no):


Como bien indica el letrero, se trata de un algo con cosas.


Pese a las pretensiones gastronómicas de Kaito, pedimos para él un simple plato de tofu convenientemente aderezado con su adecuada salsa. ¿Que qué salsa era? Ah, buena pregunta. Creo que tenía soja o algo. ¡Kyoko, tasukete!


Tofu con su salsa para tofu y aderezos para tofu. Lo típico, vamos.


A continuación vino el plato fuerte, la verdadera razón de ser de nuestra visita: el sushi y el maki, dos platos que pedimos por separado pero que sirvieron juntos. Obsérvese el poderío:

Una de las estampas más bellas que nuestros humildes estómagos han visto en mucho tiempo


La verdad es que estaba de rechupete. Especial disfrute fue el experimentado por Kyoko, cuyo paladar añoraba dese hacía muchos antaños el sabor de tales delicias, anteriormente paladeadas con asiduidad en su tierra natal.

- Oooooh... qué bu-e-nooooo...
- ¡Jo jo, qué exagerada!



- Por las barbas del oso panda, pues es verdad... está de miedo...


Como colofón a tamaña sabrosidad, pedimos unos fideos fritos AKA yakisoba. Aquí la cosa ya menguó un poco, pues si bien estaban buenos, no estaban a la altura de lo esperado. Kyoko incluso comentó que parecían fideos precocinados. Huy, corramos un estúpido velo.

Los sospechosos habituales


Teniendo ya el estómago contento, pedimos el correspondiente apuñalamiento, que ascendió nada menos que a... 95 eurazos.


Postfacio

Como conclusión y moraleja, mi lideresca opinión es la siguiente: la comida era muy buena, la fama del local no es inmerecida y el cocinero realmente tiene arte y salero... pero es demasiado caro. Casi un billete verde por cuatro platos (el sushi suele ser caro, sí, pero el tofu y los fideos no son ningún lujo) y dos botellines de agua me parece a todas luces excesivo. Fuentes fiables me han informado además de que hace un par de años los precios eran del orden de la mitad. ¿Intento descarado de aprovecharse de la moda por lo oriental que sibilinamente nos invade? Quién sabe... pero sea como sea, me parece demasiado caro.

En resumen, un lugar que está bien para ir una vez en la vida, o incluso más si realmente eres lo que eufemísticamente se llama "señor solvente"; pero para el común de los mortales, difícilmente se puede convertir en lugar habitual de comercio. Lo cual es una lástima.


Bonus

He aquí una foto que olvidé publicar en la entrada sobre Granada:

- Papi, la próxima vez quiero que me compres un billete, que la bodega de equipajes está muy fría...
- ¡Sí hombre, tú te has creído que nadamos en la ambulancia!

9 comentarios:

Alex dijo...

La última vez que fui (hará 2 años) me clavaron 65€ y ya pensé que era caro (2 personas). Ahora sí que no me verán el pelo (a ti tampoco) xD

Prefiero vomitar mi salsa de curri que pagar 95 napos :P

//.arce dijo...

Te iba a decir que me gustaría haber ido... hasta que he visto el precio. Joer, ¿tanta diferencia hay con el Shogun? De todas formas, donde esté un buen torikangaete...

A ver qué tal son los japoneses a los que nos quereis llevar en BCN.

Por cierto, una vez fui a Hanaita a arreglarles el ordenador. Mi jefe solía ir (cabrón). Anda que no es pequeño.

Arashi dijo...

Saludos!

El hanaita está bueno, pero es lo que tiene que te clavan el hacha, y no precisamente de regalo XD. Lo que hago yo con mi novio es ir una vez al año, para celebrar algo, ya en plan, tiremos la casa por la ventana! Pero es lo que tiene no tener competencia en Palma a lo que restaurantes japoneses se refiere.

Por cierto, Vi a tu nene (y a vosotros tambien, pero fue en el primero que me fijé ^_^) en el concierto de koto, de Yoko-san en la uib! jeje Soy una antigua alumna suya de japonés y me avisó sobre el concierto. bueno, hasta otra!

saveroros dijo...

Como os haga unos espaguetis picantes os vais a cagar en la entre pierna.

Rosita dijo...

Sí quereís disfrutar de unos auténticos fideos fritos yakisoba y, en general, de un excelente repertorio de platos japoneses (shirashi sushi, tempura, yakitori, maki sushi, o'sonho, sashimi...)os recomiendo el restaurante japonés Asahi..está en Almería...pero es de lo mejor que hay en la provincia...Y no es tan caro...siempre que vamos pedimos entre 8 y 12 platos (comemos 4 personas...jejejeje) y siempre sale alrededor de 140-150 euros...

Anónimo dijo...

fffarce se nota que no eres un adicto a la comida japonesa y he de decirte que prefiero ir una vez al año a un restaurante y comer de puta madre que comer varias veces y quedarme decepcionado por la comida como por ejemplo la que tu has mencionado pues fui y no era gran cosa y fui por mi cumpleaños a hanaita el día 8 y disfrute como una enana

Konamiman dijo...

"se nota que no eres un adicto a la comida japonesa"

Y tú, se nota que NO me conoces en absoluto. X-D

Fan de la comida japonesa, soy como el que más; pero cuando algo tiene un precio desorbitado, pues lo tiene, aún siendo de muy buena calidad como en este caso.

Aegistance dijo...

Fui con unos amigos, y mira, yo e trabajado el Shogun..esto es exacto el mismo sushi.. Maestro Endo era Maestro en el Shogun hace mas o menos 20 años.. Lo unico que me gusto fue el de Jamon de Pata Negra con mayonesa japonesa "Kewpie".. El precio esta de loco.. Y no volvere para comer! Mejor me voy al Shogun y como el doble de bien por ese precio!

Camila dijo...

Me gusta mucho disfrutar de la comida extranjera, por eso suelo ir a distintos restaurantes todas las semanas. En general, lo que mas me gusta es ir a un restaurante japones ya que es muy rico comer sushi y otros tipos de comida Oriental