25 junio 2007

Ríase usted de Kafka

Allá por el segundo lustro de los años 90, yo era un lozano jovenzuelo dedicado a la adquisición infatigable de conocimientos universitarios. Ello me proporcionaba, en épocas veraniegas y vacacionales en general, largos períodos de asueto que a menudo incluían largas sesiones de meditación y/o divertimento informático en mi casa.

Muchas de mis amistades se encontraban en similar situación, por lo que no era infrecuente que acabáramos reunidos en casa de alguno de nosotros filosofando sobre el origen del universo, haciendo fanzines sobre maquinitas obsoletas, jugando al Salamander a dobles, o todo ello a la vez; y divertimentos similares.

Pues bien, dos de estos amigotes tienen un talento especial para la plasmación gráfica de entidades abstractas (uséase para el dibujo), y era habitual que estando en mis aposentos me pidieran papel y hoja (no, no lo he escrito mal; es una historia muy larga) a fin de realizar en tiempo real un volcado en papel de un repentino arrebato de creatividad. Estos dos individuos no son otros que el putoso al que ya conoceis, y el señor Yombo, el cual no sé si quiere salir afoteado aquí pero como pista os diré que es hermano de Marce.

Por suerte, tuve la feliz idea de guardar tamañas obras de arte, y afortunadamente muchas de ellas han sobrevivido hasta nuestros días. Hete aquí una pequeña selección de las mismas, que tuve a bien escanear un día que a Kaito aún no le había dado por nacer. Eso sí, he de advertiros de la crudeza creativa de las mismas; no me responsabilizo de las posibles pesadillas que podais tener como consecuencia de la vislumbración de las mismas.

Nota: No olvideis hacer cataclack en las imágenes para verlas más grandotas, que si no, no tiene gracia.

Nota bonus: ¡Encuentra el infiltrado! Una de las obras de arte no está hecha por el putoso ni por el Yombo, ¿eres capaz de decir cuál es la obra en cuestión y cuál es el autor de la misma?


Esta cosa estuvo colgada en mi habitación años enteros, e iba siendo actualizada periódicamente por el artista. El "arte" está censurado porque es un número telefónico real.



Cruda reflexión sobre la naturaleza humana.


Crudo ser humano, directamente.


¿De verdad tardo tanto?


Los devastadores efectos de ver a otro jugar al Nemesis.


Original variación del famoso "desintegrome en mi propia parafernalia divisuatoria".


La gente no suele hacer esto ante la perspectiva de una visita de su novia...


Cualquier cosa que pueda decir sobre esto estaría fuera de lugar.


Lo cual es bastante lógico.


Y tú, ¿con qué mundo te quedas?


Más censura telefónica en este brillante ensayo filosófico.


Gracias, me abstendré de hacer chistes sobre ojos negros.


Amén.


Curioso retrato de un conocido (y auténtico) usuario de MSX.


Conviene estar preparado para catástrofes de todo tipo.


De "historieta" a "fistorieta", de ahí a "fishorieta" y de ahí...


Musho cuidao con é.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

El de las historietas es un genio :)

El sellierista dijo...

Cuanto time=0!!

Un día me voy a pasar por tu cluskey para que me dejes todo lo que tengas de fishorietas y demases varios. Faaaalen?

He echado de menos el sellierista.

Konamiman dijo...

El sellierista lo hiciste en tu casa, asín que si no lo tienes tú, mal asunto.

Alex AKA Friki dijo...

Leer las viñetas mientras escuchas las musicasas del Maraya le da más ambientillo.

kandahar dijo...

¿Para cuándo el Diccionario Enciclopédico "Marratximes"?

Algo he visto en lo del ojo negro...

Sd-Snatcher dijo...

Hasta ahora solo conocia este arte plasmado en las portadas de la SD.

ale/pepino dijo...

¿Papel y hoja? Brillante. En mis tiempos (posteriores a los tuyos) se pedía lápiz y boli.