13 diciembre 2005

Enviciadas

Con motivo de su veintimuchos cumpleaños, acabo de regalarle a Kyoko una Nintendo DS. Ya sabeis, esa consola con pantalla doble (una de las cuales es táctil), un micrófono, y conexión inalámbrica para jugar con otros colegas que también tengan un juguetito de estos.

Pues bien, parece ser que esta consola engancha bastante... si no, no me explico cómo pudo pasar cuatro horas ininterrumpidas (¿o fueron cinco?) jugando al Mario Kart DS con dos amigas, como se aprecia en el siguiente documento gráfico:



Después probé yo y en efecto, engancha bastante... incluso con juegos mayormente tontos y simples como el Wario Touched (o como se llame). El truco está, creo yo, en la pantalla táctil.

Por supuesto, ahora se trata de investigar el tema del emulador de MSX para Nintendo DS que hizo (creo) alguien de los nihones...

2 comentarios:

del payo dijo...

aversiactualizamoslapágina

Anónimo dijo...

aversiactualizamoslapágina